Jesús Blancornelas: El periodista que desafió al narcotráfico

Es el 27 de noviembre de 1997. La ciudad: Tijuana. Jesús Blancornelas va sentado en el asiento trasero de su auto, sólo lo acompaña su chofer y escolta, Luís Lauro Valero. En pocos minutos más, ráfagas de balas atravesarán el auto. De los dos, solo uno quedará con vida.

Jesús Blancornelas nació en noviembre de 1936 en San Luís Potosí, México. Nació un día 13, número que para muchos puede ser de mala suerte, pero con la violencia y sangre que se bañan las calles del norte mexicano, la fatalidad cabalística de ese número no es tan preocupante como las balas del narcotráfico.

Se inició como periodista en la sección deportiva de El Sol de San Luís Potosí a los 19 años. Cuatro años después emigró a la ciudad de Tijuana donde trabajó en El Mexicano, La Voz de la Frontera y en El Imparcial. En todos ellos fue despedido por su personalidad crítica, por lo que decidió fundar el periódico ABC de Tijuana.

La muerte siempre rondó a Blancornelas. Si no la reporteaba, la veía caminar muy de cerca. En 1980 decide fundar el semanario Zeta junto a Héctor “El Gato” Félix, pero por presiones políticas debía ser impreso en los Estados Unidos. Los dos periodistas eran conocidos por ser implacables en la denuncia de actos de corrupción, narcotráfico y asesinatos. Ocho años después de fundar el semanario, Blancornelas debió seguir su trabajo periodístico solo, esto porque a las 9:15 del 20 de abril de 1988, mientras El Gato se dirigía a su trabajo, un auto negro le bloqueó el paso. En segundos un hombre se baja del automóvil con una escopeta calibre 12mm y le dispara a corta distancia dos certeros disparos, que dieron de lleno en el tórax, dándole muerte de inmediato.

Blancornelas fue uno de los primeros en investigar el caso del asesinato del ex candidato presidencial del PRI, Luís Donaldo Colosio en 1994, uno de los episodios más emblemáticos de corrupción política de México y que hasta el día de hoy tiene episodios que están cubiertos por un manto de dudas y sospechas.

Su perfil de periodista inalcanzable en la lucha contra el narcotráfico, que lo llevó hasta la osadía de indicar con nombre y apellido a Ramón Arellano Félix , líder del Cártel de los Arellano como uno de los narcotraficantes más peligrosos del país, provocó que a su cabeza le pusieran precio, por lo que el propio presidente Ernesto Zedillo puso a su disposición una escolta de 11 miembros del Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales para protegerlo a él y a su familia.

En una crónica publicada por El Imparcial quedan reflejadas las extremas medidas de seguridad con que contaba el periodista:

“Por un instante la esquina de Sufragio Efectivo y Mina se paralizó. Un grupo de tres camionetas blindadas detuvo su marcha y más de 20 efectivos del Ejército Mexicano se desplegaron en los alrededores. Era Jesús Blancornelas. La puerta de su vehículo se abrió y, después de sus escoltas, bajó presuroso para ingresar al Centro Delta por un acceso lateral. Los rayos de sol apenas lo tocaron”.

Durante su carrera Blancornelas recibió diversos premios como reconocimiento a su trabajo, como el Premio Internacional para la Libertad de Prensa en 199, María Moors Caboten 1998, Premio Mundial UNESCO-Guillermo Cano de Libertad de Prensa (1999); Premio Libertad de Expresión de la Sociedad Interamericana de Prensa (2002), siendo el entregado por Reporteros sin Fronteras en 2004.

El automóvil se detiene. Los sicarios son soldados de Arellano Félix, su objetivo es uno: darle muerte al incómodo periodista. Las ráfagas comienzan acribillando a su chofer y matándolo de inmediato. Blancornelas recibe cuatro impactos, los que lo dejan mal herido. Nuevamente la muerte deambula a su alrededor, pero aún no es su momento.

Ese momento llegará la madrugada del jueves 23 de noviembre de 2006 cuando muera en Hospital Del Prado, de Tijuana. No por sicarios, sino por una enfermedad pulmonar crónica, que padecía desde joven, que le quitó la vida a los 70 años.

Esta entrada fue publicada en corrupción, narcotráfico, periodismo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Jesús Blancornelas: El periodista que desafió al narcotráfico

  1. Solomón dijo:

    Muy bueno el experiodista, lo conoci fui su escolta cuando estube en el 302 grupo aeromovil de las fuerzas especiales en tijuana.B.C.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s