Por qué los fiscales acusan a inocentes (A propósito de la errónea detención del “violador de Ñuñoa”)

El 2008, Mario Vargas fue el defensor público que obtuvo la mayor cantidad de absoluciones en juicios orales en la Región Metropolitana Norte: alegó 30 y ganó 23. Sus casos forman parte de los 300 errores que desde que opera la reforma a la justicia han imputado a inocentes, como Claudio Soza o Patricia Reyes, acusados de un homicidio y un robo, respectivamente. El tema es tan delicado que por una falta de rigurosidad de policías o fiscales, usted también podría vivir una pesadilla y pasar por la cárcel. Esta es su crítica al fondo del sistema y también su crudo análisis de por qué penalmente no sirve de nada la marihuana sea una droga dura. (Febrero de 2009)

¿Estos 300 errores son casos aislados o el sistema no funciona bien?

-Yo creo que hubo más de 300 casos. Lo que pasa es que son los 300 casos donde hubo absoluciones. O sea, la cantidad de gente condenada inocente en Chile no es menor. Y muchas veces el imputado por no seguir con el caso porque puede perder el trabajo, dice: “mejor, acepto no más, total van a ser 60 días firmando una vez al mes o por un año, entonces no se preocupe”. Y muchas veces la fiscalía tiene herramientas y dice: “y si no aceptas ahora, te voy a condenar a tres años”. Entonces, cuando al imputado además le ofrecen una pena gigante y le dicen “si tú te declaras culpable, te achico la pena en un 100%”, obviamente que hace el cálculo entre perder pega y dice: “ya, firmo no más”. Pero ojo, que también hay una gran cantidad de gente que está bien condenada, quizás es la mayoría, pero eso no nos puede dejar tranquilos. Hay que seguir cuestionando, porque lo ideal es que no hayan errores y que el estándar de condena sea alto. El otro día conversaba con un juez y me decía que son tres millones de personas las que tienen ya condena en Chile, o sea, vamos a llegar a un punto en donde todo el país va a tener alguna condena o alguna suspensión condicional o algo que manche tus papeles. ¡Si esto es un desfile de condenar gente! Hay filas de gente al día en el Centro de Justicia siendo condenada y condenada.

La reforma procesal penal ha revelado varios errores. ¿Cree que aún está en rodaje?

-Creo que está en rodaje, pero tiene que existir la voluntad política de arreglarla. Pero  no sé si exista la voluntad de reparar el asunto para el lado de las garantías y de los imputados, que para la mayoría de la población son los delincuentes. Al final del día, nadie piensa que mañana uno también puede ser imputado, y yo como ciudadano entre más garantías tenga, más garantizada está mi libertad, la de mi vecino y la de mi pariente.

¿Por qué se producen estos errores?

-Es lamentable que se produzcan, pero por otro lado es una fortuna que la prensa se esté dando cuenta, porque si uno escarba un poco, hay una cantidad garrafal de errores. Los fiscales muchas veces investigan mal, se quedan con las primeras versiones, dan por acreditados los hechos sin pruebas y la prueba muchas veces es manipulada. Hay una fuerte falta de  rigurosidad en las diligencias y a todos les da lo mismo, a la opinión pública, al gobierno, a los políticos, etc. Ellos tienen prácticamente la visión de que los imputados casi son delincuentes, sin importar si eso es verdad o mentira. Se quedan con la primera versión que da el Estado, el Ministerio Público y más allá no se sabe.

¿Vale de algo el principio de inocencia?

-Es un principio que está establecido en la Constitución, pero muchas veces ni los medios de comunicación lo respetan, porque una persona que está imputada por un delito es mostrada a la opinión pública como culpable. El propio Estado, muchas veces a través del Ministerio Público y los órganos de persecución penal, o sea Carabineros e Investigaciones, los tratan como delincuentes y al final del día, cuando se dan cuenta de que si hubiesen hecho una investigación un poco más rigurosa esa persona no tenía participación, nadie les dice nada. Nadie les da una explicación ni una disculpa y no se hace un mea culpa. Uno ve las editoriales de los fiscales o de algunos de sus voceros  que dicen: “chuta, fue un error pero no hay otra cosa que hacer”. Es inaceptable que en vez de criticar o cuestionar sus procedimientos policiales, traten de justificarlos diciendo que no había otra cosa que hacer. Pero sí había otra que hacer: ser más rigurosos en los reconocimientos.

¿Qué otro tipo de abusos hay, además de la falta de rigurosidad?

-Aquí todos somos responsables, inclusive los imputados, pero por una falta de cultura judicial, de que los ciudadanos estén empapados de sus derechos. Que un imputado tenga derecho a defensa desde el primer acto del procedimiento es casi poesía, porque los imputados por lo general en delito flagrante, que son los que pasan a control de detención, pasaron 24 horas en manos de las policías haciéndoles diligencias, sacándoles confesiones o declaraciones. Olvídate del derecho de un abogado defensor en las primeras actuaciones, olvídate de la posibilidad de que Carabineros le otorgue la posibilidad de llamar por teléfono a un abogado. Entonces, en la ignorancia del imputado, muchas veces les prometen cosas, beneficios: “declara, cúlpate”. Eso fue lo que pasó un poco con Claudio Soza (el primer imputado en el crimen del marido de llamada “La Quintrala” de calle Seminario). El señor Soza tiene la posibilidad de contratar un abogado como el señor (Nurieldín) Hermosilla. Pero ¿cuántos miles de imputados no tienen esa posibilidad? ¿El 95 por ciento?

¿Es común, como lo fue en el caso de Soza, que se tomen declaraciones sin la presencia de un abogado?

-Exacto. Y al final, además, el Ministerio Público, las policías y los tribunales inclusive, muchas veces parten de la base de la buena fe de las actuaciones de los órganos. Quizás es lo natural, porque uno debiese pensar que hacen su trabajo bien. Pero en muchas ocasiones les hacen firmar unas hojas casi tipo, en las cuales ellos renuncian a su derecho a guardar silencio y a abogado defensor, cosa que no le den tiempo de leer ni  analizar lo que salen declarando. Y el imputado nos cuenta cuando estamos en plena audiencia: “abogado, ¿sabe qué? A mi no me dejaron leer esa hoja de lectura de derecho”, o “abogado, a mí me amenazaron y por eso yo declaré”. Uno le dice eso al juez y no te creen, no le creen al imputado. Le creen a las policías, porque parten de la buena fe, creen que ellos no son capaces de hacer esto. Y se ha visto que sí son capaces de forzar imputados, de obligarlos a declarar, de someterlos a reconocimientos. Hay cosas tan absurdas como que le hacen reconocimiento en rueda de presos al imputado que supuestamente tiene las mismas características físicas con carabineros al lado: ¡cinco carabineros vestidos de uniforme y el cara de malo al medio! ¿Qué rigurosidad puede tener eso?

¿Y qué ganan las policías en sacarle una declaración a una persona si no están seguros de que es culpable?

-Uno también se pregunta eso. En muchos casos hay pruebas y a los imputados los pillaron con las manos en la masa, pero también hay una brutalidad de casos en que no es, y que los policías por indicios, por tincadas, los detienen y arman sus procedimientos para terminar la causa y llamar al fiscal y decir: “tome, aquí tiene el procedimiento armado”.

¿Ha tenido casos similares a los de Claudio Sosa o de Patricia Reyes en donde ha habido errores?

-Sí. El año pasado un joven estuvo preso por un robo a mano armada en una casa sólo por el testimonio de la víctima. La mamá me decía bien angustiada que su hijo, que estudiaba y tenía que hacer su práctica, nunca había estado detenido. Además, aseguraba que él estaba de vacaciones en Linares donde su abuelo. Pero nosotros investigamos y encontramos una copia del pasaje con él qie viajó en la fecha tentativa al hecho. Después, se dio la casualidad que el niño había llamado a su papá para que le mandara un bote el día antes del robo además de plata en una compañía de Telexchile donde él estampó su firma para retirar el envío. Eso, más una serie de declaraciones de testigos, acreditaba que no estaba en Santiago, sino que a 400 kilómetros al interior en un lago. Incluso había un par de fotografías que mostramos. Pero el fiscal dijo que de todas maneras iba a llegar a juicio porque tenía la declaración de la vítima, que era lo más importante. Al fonal, después de dos meses de haber estado preso, lo absolvieron. El fiscal pedía diez años y un día de cárcel.

LA MARIHUANA

Se acaba de cumplir un año desde que el Conace puso como droga dura a la marihuana tal como la cocaína ¿qué opina?

-El Conace no tuvo en consideración ningún informe técnico y científico avanzado para tomar la decisión de cambiar una droga blanda, consumida socialmente por la población en general, a droga dura. Tratan de apagar el incendio, que es el consumo de droga, con parafina. Pero e problema es que acá nadie se preocupa de la reinserción ni qué tipo de droga se consume. Y si dicen que la marihuana es la puerta para las otras drogas, pruébenlo con estudios, pero no hay nada. ¿Y el alcohol, el tabaco?

Las muertes  por accidentes de tránsito son por consumo de alcohol.

-De hecho, no hay ninguna muerte en Chile relacionada con el consumo de marihuana, sino con e lalcohol, que es una droga. Accidentes de tránsito, violencia intrafamiliar, agresiones, homicidios. Todos tienen una vinculación directa o indirecta con el alcohol. El año pasado no se cometió ningún delito que sea a causa del consumo de marihuana. Si nos ponemos la mano en el corazón, ¿cuántas personas del Ejecutivo o del Parlamento no tienen hijos o parientes que consumen, han consumido o van a consumir marihuana? Lo vimos el otro día con el hijo de un ministro. Entonces, aquí hay un doble estándar, en donde por detrás se puede hacer todo y todo se acepta, pero públicamente tiene que ser sancionado. Eso es indignante. ¿Y al final quién paga las consecuencias?. La ciudadanía y por lo general la gente que tiene menos recursos. Me gustaría saber cuántas personas del sector oriente de Santiago han sido detenidas por tráfico de drogas y cuántas del sector sur. El consumo quizás más fuerte de drogas está en el sector oriente de la capital, con marihuana, alcohol, cocaína, éxtasis.

Por el poder adquisitivo.

-Sí. Y nunca he visto un control de detención donde se pateen puertas o se destruyan casas en busca de tres gramos de cocaína, como pasa todos los días en el sector sur de Santiago.

Dicen que se hizo para frenar el tráfico.

-Como si el traficante lo consultara con su almohada: “si trafico marihuana y es droga blanda, me van a dar una pena de tres años, pero ahora que es droga dura me van a dar una pena de cinco años y un día”. Ese ejercicio no lo hace una persona que va a delinquir. La dureza con las drogas lo que hace es incrementar la violencia. Por ejemplo, hay países en Asia en que el tráfico de drogas está sancionado con la pena de muerte o cadena perpetua.Y se sigue traficando, con la diferencia que ahora un delincuente ya no tiene nada que perder, porque si lo atrapan, lo matan, le dan cadena perpetua o una pena tan alta que prefiere enfrentarse a la policía.

Como pasa en México o en su tiempo en Colombia con Pablo Escobar.

-Obvio. Si no van a dejar de hacerlo. Me gustaría saber cuánto es el presupuesto de represión en el consumo de drogas, investigaciones, fiscales, agentes encubiertos y cuánto hay en estudios de la droga, en reinserción. Cuando uno busca un hogar para un imputado que cometió un delito, no hay dónde dejarlo para que se rehabilite, porque hay tres  o cuatro hogares y esos hogares están llenos. No hay dónde. Represión y no rehabilitación. En un estudio que tuve en mis manos salía que el 1% era para rehabilitación y el 99% para encierro.

Esta entrada fue publicada en entrevistas, justicia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s